labiales

Labiales perfectos: Desayuno con diamantes.

IMG_6541 copia
Hola a todos, ¿qué tal? Parece que no me animo con los posts navideños, que serían lo adecuado por estas fechas. Aún así me he propuesto no faltar a la cita de cada domingo y compartir algunas de las ideas que me cruzan la mente sobre este hobbie, compromiso que me ayuda a mantenerme activa y practicar otra de mis muchas pasiones, la fotografía. Hace poco, mientras organizaba y adecentaba un poco mi cajón de maquillaje me di cuenta de una pequeña obsesión que tengo con los labiales. Me explico; la tendencia durante los últimos años han sido los rojos y rosas, desde los tonos sangre a los más oscuros frutos del bosque y desde los fucsias más fríos a los corales más veraniegos; sin embargo, los que me obsesionan son los tonos melocotón. Ya durante el pasado verano pudimos ver algunos tonos naranja muy intensos, lo que me hace pensar que quizás puedan ser tendencia para la próxima primavera. Actualmente los que podemos encontrar en las tiendas son los llamados “peachy pink” es decir rosas con una base tonal melocotón pero aún no he encontrado un labial que realmente se corresponda con el color al que da nombre la fruta. En mi colección se encuentran:
Cremesheen ravishing de Mac. De acabado jugoso es la mezcla de melocotón, rosa y un tono de marron que le aporta un toque nude al labio. Es un tono que puede ir muy bien para rubias de piel clara.
Peaches and cream de Sleek. De acabado brillante es el más melocotón de la colección con sólo un toque de rosa, es un color limpio y brillante que aporta mucha luminosidad.
Bare all de Sleek. De acabado matte es muy similar en tono al Cremesheen ravishing de Mac.
*Nota: en la fotografía los tonos aparecen ligeramente más rosados de lo que son en realidad.
IMG_2090
La obsesión radica sin embargo en la película “Desayuno con Diamantes” y la que es mi escena favorita en la cual Holly se arregla de un modo hilarante y acaba pintándose los labios frente al buzón de correo donde además también guarda su perfume. No descubro nada al decir que los estilísmos de esta película son todo un icono que se han recreado hasta la saciedad. El maquillaje es, sin duda, de los más favorecedores y bonitos además de uno de mis favoritos y el tutorial que creo que mejor lo representa es el de la famosa maquilladora Lisa Eldridge (que podeis ver aquí).
breakfast lipstick

breakfast audrey

Puedo decir que soy una total fan de eyeliner inspirado en los sesenta pero más aún como podéis imaginar del labial que utiliza en la película, que es en mi opinión el tono perfecto que usaría cada día y parece que no soy la única puesto que la revista vogue también lo incluyó en su artículo titulado “Los 9 labiales más icónicos de escenas cinematográficas” publicado en Septiembre de 2014. En el cual aparece el labial Guerlain shine automatique en el tono Jardín de Bagatelle (disponible online en sephora por 36 dólares) como la mejor opoción.

La chica de negro.