Maquillaje

Labiales perfectos: Desayuno con diamantes.

IMG_6541 copia
Hola a todos, ¿qué tal? Parece que no me animo con los posts navideños, que serían lo adecuado por estas fechas. Aún así me he propuesto no faltar a la cita de cada domingo y compartir algunas de las ideas que me cruzan la mente sobre este hobbie, compromiso que me ayuda a mantenerme activa y practicar otra de mis muchas pasiones, la fotografía. Hace poco, mientras organizaba y adecentaba un poco mi cajón de maquillaje me di cuenta de una pequeña obsesión que tengo con los labiales. Me explico; la tendencia durante los últimos años han sido los rojos y rosas, desde los tonos sangre a los más oscuros frutos del bosque y desde los fucsias más fríos a los corales más veraniegos; sin embargo, los que me obsesionan son los tonos melocotón. Ya durante el pasado verano pudimos ver algunos tonos naranja muy intensos, lo que me hace pensar que quizás puedan ser tendencia para la próxima primavera. Actualmente los que podemos encontrar en las tiendas son los llamados “peachy pink” es decir rosas con una base tonal melocotón pero aún no he encontrado un labial que realmente se corresponda con el color al que da nombre la fruta. En mi colección se encuentran:
Cremesheen ravishing de Mac. De acabado jugoso es la mezcla de melocotón, rosa y un tono de marron que le aporta un toque nude al labio. Es un tono que puede ir muy bien para rubias de piel clara.
Peaches and cream de Sleek. De acabado brillante es el más melocotón de la colección con sólo un toque de rosa, es un color limpio y brillante que aporta mucha luminosidad.
Bare all de Sleek. De acabado matte es muy similar en tono al Cremesheen ravishing de Mac.
*Nota: en la fotografía los tonos aparecen ligeramente más rosados de lo que son en realidad.
IMG_2090
La obsesión radica sin embargo en la película “Desayuno con Diamantes” y la que es mi escena favorita en la cual Holly se arregla de un modo hilarante y acaba pintándose los labios frente al buzón de correo donde además también guarda su perfume. No descubro nada al decir que los estilísmos de esta película son todo un icono que se han recreado hasta la saciedad. El maquillaje es, sin duda, de los más favorecedores y bonitos además de uno de mis favoritos y el tutorial que creo que mejor lo representa es el de la famosa maquilladora Lisa Eldridge (que podeis ver aquí).
breakfast lipstick

breakfast audrey

Puedo decir que soy una total fan de eyeliner inspirado en los sesenta pero más aún como podéis imaginar del labial que utiliza en la película, que es en mi opinión el tono perfecto que usaría cada día y parece que no soy la única puesto que la revista vogue también lo incluyó en su artículo titulado “Los 9 labiales más icónicos de escenas cinematográficas” publicado en Septiembre de 2014. En el cual aparece el labial Guerlain shine automatique en el tono Jardín de Bagatelle (disponible online en sephora por 36 dólares) como la mejor opoción.

La chica de negro.

Sobre maquillaje y otras reflexiones

7. IMG_6857
¿Os habéis planteado alguna vez esta pregunta? El hecho de darnos color en el rostro es un gesto cotidiano, asumido en nuestra rutina diaria por lo que no solemos reflexionar por qué nos gusta hacerlo o que función tiene realmente mas allá de vernos favorecidos, cuidar nuestra imagen o expresar nuestro gusto personal.

La industria de la cosmética a lo largo del siglo XX nos habla del uso del maquillaje como forma de cubrir los defectos del cuerpo para embellecerlo. Actualmente esta respuesta está siendo revisada, puesto que encierra la idea negativa de que somos imperfectos y debemos llegar a un ideal impuesto que es difícilmente alcanzable. En estos momentos se apuesta por la idea de la diversidad en el concepto de belleza y el uso del maquillaje para realzar la belleza natural de cada individuo, alejándose también del concepto del maquillaje máscara y lo más importante, situándolo como una herramienta para aceptarse y sentirse bien con uno mismo. Se han barajado otras muchas teorías, que en mi opinión están un tanto desfasadas, en las que sugiere que las mujeres se maquillan para atraer al sexo opuesto, para suscitar envidia de otras mujeres o incluso como ritual aprendido y automático realizado por imposición social.

Aunque pueda parecer aventurado o sorprendente la ciencia también estudia este acto humano y nos ofrece algunas respuestas. La antropología sitúa el uso del maquillaje en las primeras civilizaciones. Parece ser que en estas sociedades primitivas tenían interés en cubrir el cuerpo y la cara en particular por lo que hombres y mujeres llevaban máscaras y maquillaje de algún tipo. Es a lo largo del curso de la civilización occidental que las cosas cambiaron siendo las mujeres las que han mantenido “la necesidad cultural” de cubrirse la piel. La biología y la sociología, por su parte, plantean el cuerpo como “una base biológica y presocial sobre la cual se fundan las estructuras del yo y la sociedad”. Desde este punto de vista se han considerado también diversas teorías que asocian el maquillaje al concepto primitivo de máscara tras la que esconder imperfecciones y cicatrices emocionales. Otra de las ideas barajadas lo asocia al poder femenino del cambio, la cual postula que cambiar de maquillaje es como cambiar de piel, como interpretar diferentes roles o jugar a modificar la identidad a través de la imagen.
Normalmente en los blogs y vídeos sobre este tema solemos encontrar tutoriales, consejos o información sobre productos, pero rara vez he encontrado información sobre estas cuestiones. Es por esto que quería acercaos algunos conceptos con los que me he tropezado como aficionada al mundillo del maquillaje y que me han resultado interesantes y sorprendentes. Espero que os hayan despertado la curiosidad a vosotros también.
La chica de negro.

Productos desmaquillantes 2014

Uno de los pasos fundamentales en el cuidado diario de la piel es desmaquillarse, sobre todo cuando nos gusta ir maquilladas a diario. Los restos de bases y otros productos pueden taponar los poros así como aportar grasas y otras sustancias inadecuadas para la piel. Si tu piel es mixta o grasa y con poros dilatados este es un paso que no puedes obviar.
Cuando hablamos de aguas micelares estamos hablando de un determinado tipo de moléculas, las anfipáticas, éstas se caracterizan por estar formadas por dos zonas bien diferenciadas una grasa y otra magra. Su función es similar a la de los imanes con dos polos. La parte grasa de la molécula se adhiere a las partículas grasas que hay en nuestra piel rodeándola a modo de esfera, formando una micela. Al ocurrir esto, en la superficie de la esfera queda la parte magra de la molécula haciéndola afin al agua. Mediante la acción mecánica que realizamos al frotar el algodón las partículas de grasa ahora afines al medio acuoso pueden ser retiradas. El motivo de que algunas aguas micelares tengan sensación jabonosa o hagan espuma al mover el producto es que este tipo de molécula interviene en la creación de jabones. En cuanto a los aceites desmaquillantes lo importante es su modo de utilización. Están pensados para reblandecer y atrapar los productos, para ello debemos mojar un algodón y dejarla actuar presionando ligeramente sobre la zona. Es importante ser pacientes para que no sea necesario frotar y por tanto no nos dañemos la piel ni perdamos pestañas en el proceso.
Mis favoritos son el Agua micelar e L´oreal y el desmaquillador de ojos bifásico de Kiko, ambos sobre los 5€ aproximadamente, lo que en mi opinión es una relación calidad precio excelente. ¿Cuales son vuestros favoritos?

Cuidado facial 2014

Siempre he pensado que en cuestión de belleza el factor más importante es la elegancia. Desde mi punto de vista esto significa, por ejemplo, anteponer el cuidado facial al maquillaje. Nada resulta más bonito que un maquillaje sutil que deja entrever una piel cuidada. Por lo que he podido leer en otros blogs los tratamientos suelen durar unos pocos meses mientras que en mi caso suelen dar aproximadamente para un año. Éstos son los productos que he estado utilizando durante 2014.
Una de mis bloggers o gurú favoritas es María de Makeupzone, puedo decir que sigo fielmente sus consejos, especialmente en lo que se refiere a cuidado facial y es porque no se equivoca. A través de sus posts me decidí a probar el limpiador en gel de Té blanco de Korres y he estado encantada. Su formulación está realizada con ingredientes naturales, es muy suave con la piel eliminando la suciedad en profundidad a la vez que deja una sensación fresca y agradable tras su uso. Otro de los productos que suele recomendar es el pore refiner, un tratamiento para poros dilatados que realiza a la perfección la función de primer. En mi caso me decidí por el Sébium mat de Boiderma, ya que más que los poros mi principal preocupación son los brillos en la zona t. Debo decir que le va muy bien a mi piel. Lo uso a diario durante el verano y combinado con una hidratante para pieles mixtas como la Hydrance optimale de Avene, puesto que puede llegar resecar en combinación con otros agentes como el frío. Por otra parte tenemos los productos que no han ido tan bien. No repetiría con el contorno de ojos de evening primrose de Korres, puesto que aunque ayuda a iluminar las ojeras puede escocer al tocarte los ojos o el tónico de Kenzo que es demasiado caro para su utilidad.
Conforme se va acercando Noviembre comienza mi búsqueda de nuevos productos para el año próximo a través de reviews y videos, bloggers y youtubers… ¿Que os da buen resultado a vosotras?

Tips para comenzar a coleccionar maquillaje.

2. 24:8:14

Cuando comenzamos a interesarnos por el mundo del maquillaje la cantidad de marcas, tipos de productos, acabados… puede agobiarnos. Empezamos a ver vídeos en youtube y leer blogs donde nos encaprichamos de mil y un productos. Acabamos por comprar por la llamada “ansia viva”, si te has dado una vuelta por la blogosfera conocerás el término. Estas son algunas de las conclusiones a las que he llegado, según mi experiencia.
1. Define la gama que más te interesa: “highend” o “drugstore”. Solemos pensar que cuanto mayor sea el precio obtendremos mejor calidad, esto no es del todo cierto, podemos encontrar verdaderas joyas dentro del maquillaje asequible así como productos espectaculares en los que merece la pena invertir un poco más. Es imposible abarcar todas las marcas y productos del mercado. Selecciona aquellas marcas que más te interesen, gamas de productos de diferentes marcas o los productos estrella de cada una.
2. Antes de ir a la tienda o hacer un pedido online, investiga. Existen multitud de reviews para casi cada producto, una vez que realizas la compra, pasa a formar parte de la familia de tu colección de maquillaje. Adquiere productos con el objetivo de tener diversidad de colores y acabados dentro de las diferentes categorías: base de maquillaje, bronzers, coloretes… o completa maquillajes como si fueran “outfits”. Saca todo el partido a un producto, pruébalo en maquillajes diferentes, combínalo con otros productos, etc. A veces al comprar varias cosas a la vez no les prestamos toda la atención que merecen. Si un producto no te gusta, intenta siempre buscarle una nueva función o en el peor de los casos otro hogar. Tus amigas estarán encantadas y así suavizas la decepción. En mi opinión siempre, siempre, siempre, es mejor comprar en una tienda donde puedes tocar, ver y preguntar.
3. Todo el mundo tiene una beauty obssesion, quizás las más extendidas sean las paletas de sombras de ojos, los labiales y los coloretes. Elegir una puede ser una forma de mantener la compostura. Ten en cuenta que en America el maquillaje es la mitad o una tercera parte más barato que en España, he ahí la razón de esas colecciones que quitan en hipo. Seamos conscientes, el maquillaje caduca. Hay diferentes posturas sobre esto: atesoradas colecciones que conservan cada producto, quien se va deshaciendo de el y rentabiliza el mayor o menor uso dado según su disfrute… si prefieres hacer balance entre uso y colección, lo mejor es ir a por los productos en polvo. Aún superada la fecha de caducidad, que es mayor que la de los productos en crema, pueden usarse algo mas de tiempo.
4. Algo que puede resultar muy útil es acotar el espacio que vamos a usar como tocador. Tener un espacio definido nos puede salvar de acabar viviendo en una perfumería y nos ayuda a priorizar o decidir que productos son los que de verdad deseamos tener. Decorarlo y organizarlo puede ser un punto muy positivo y las sucesivas revisiones para hacer hueco o mantenerlo organizado contribuye a que nada quede olvidado en el fondo del cajón.
5. Creatividad al poder. Busca la excepción de la regla, utiliza un colorete como sombra y una sombra como colorete… parafraseando a François Nars: Disfruta! sólo es maquillaje.